estepona-malaga

La llegada de la primavera de cada año siempre nos trae a la mente las esperadas vacaciones de Semana Santa y los cálidos días que se pueden ya disfrutar en esa época del año nos acercan a los destinos costeros. En este sentido, la Costa del Sol en Andalucía se convierte en uno de los lugares preferidos tanto por el turismo nacional como por el internacional.

Una escapada a Estepona, en la provincia de Málaga, durante las próximas vacaciones de Semana Santa nos aportará alegría primaveral, disfrute de playa y montaña, además de permitirnos utilizar excelentes infraestructuras hoteleras, y nos llenará sobre todo de vida y satisfacción en esta primera etapa del ciclo anual.

Estepona es esencialmente una comunidad agrícola y pesquera que, a pesar de la modernización que supone el turismo, aún mantiene su esencia y mantiene ese sabor de pueblo español tradicional. Está situada a veinticinco kilómetros de Marbella, tal vez el lugar más glamuroso de la Costa del Sol, y a una hora del aeropuerto internacional de Málaga.

Sierra Bermeja, con una altura de 1.449 metros, forma el telón de fondo de esta hermosa ciudad entre el mar y la montaña.

Las calles de Estepona son estrechas y empedradas, ideales para disfrutar de tranquilos paseos en coche de caballos o de recorridos a pie por sus pequeñas tiendas, sus plazas, sus tabernas o su encantador mercado interior. Éste se abre por la mañana cerca de las ruinas del castillo. Allí podremos comprar frutas y hortalizas frescas y conocer de cerca la vida cotidiana de los habitantes de esta ciudad.

Las playas de Estepona se encuentran en excelente estado y bien equipadas para atender la afluencia de público que visita cada año esta localidad malagueña. A destacar la playa de la Rada en el centro de Estepona y la playa el Cristo, una ensenada protegida en la zona occidental. Cerca de allí encontraremos el puerto deportivo, un lugar ideal para aquellos que prefieran dar tranquilos paseos y observar las olas rompiendo el mar. Está dividido en dos partes. En un lado encontraremos los buques pequeros que salen a faenar y toda la actividad laboral propia de un puerto marítimo. Al otro lado se encuentra la parte lúdica del puerto, donde se pueden practicar juegos acuáticos y disfrutar de deportes afines. En este puerto suelen abundar los enormes y atractivos yates y embarcaciones de recreo para el paseo de turistas.

Relacionado  Festival espacios protegidos -Sevilla-

En Estepona abundan los monumentos y museos, y los parques y jardines mezclados con toda clase de apartamentos, hoteles, bares, restaurantes, escuelas de equitación, campos de golf y clubes.

En cuanto a la gastronomía, esta población nos ofrece una variada selección de platos y tapas genuinamente españolas, además de una excelente cocina internacional para todos los gustos que hará de nuestras vacaciones de Semana Santa unos días muy especiales.