La ciudad costera de Adra, en la provincia andaluza de Almería, no es sólo un gran destino para una escapada de sol y playa. Su rica cultura, gastronomía y entorno natural también ofrecen al visitante un sinfín de posibilidades para disfrutar al máximo de un fin de semana rural.

Adra, de origen fenicio, se halla a caballo entre las provincias de Almería y Granada, ofreciéndonos parajes de gran belleza y playas paradisíacas de fina arena blanca. Sus estrechas calles blancas, su puerto marítimo y sus iglesias configuran una localidad de una belleza arquitectónica genial, una ciudad donde el simple hecho de pasear supone un auténtico placer sensorial. El patrimonio artístico e histórico de Adra es impresionante, siendo algunos de los monumentos y rincones más llamativos para el turista la Iglesia Parroquial de la Inmaculada Concepción, el conjunto de casas barrocas de la rambla del Zarzal y la Torre de los Perdigones, que data del siglo XIX y símbolo indiscutible de la localidad almeriense. Otras visitas interesantes serían la del Museo de Adra, centrado en la historia del antiguo pueblo, y el Centro de Arte Fabriquilla del Vinagre, situado en la Casa del Conde Chacón. Por otro lado, los amantes de la naturaleza encontrarán grandes parajes y atracciones en el entorno de Adra, playas, monumentos naturales y parques que no tienen desperdicio. Algunos de los arenales más destacados en Adra son la Playa de Poniente, la Playa de San Nicolás, que posee el distintivo de calidad de Bandera Azul, y la Playa del Censo, entre otras. Adra se halla además cerca de grandes parajes como el Parque Natural del Cabo de Gata-Níjar, el yacimiento arqueológico de los Millares, o el Kars de Yesos de Sorbas, un conjunto de cuevas que hará las delicias de los aficionados a la espeleología. También se encuentra a escasos kilómetros el famoso Desierto de Tabernas, escenario de muchísimas famosas películas de Western.

Otra de las formas para disfrutar de Adra es a través de su deliciosa gastronomía. Los platos típicos de la ciudad están elaborados con frescos productos de la huerta y pescados, siendo uno de los platos más conocidos los denominados fideos aparte. Si lo que buscas para tus desplazamientos es tranquilidad, precios económicos, naturaleza y cultura, Adra es tu destino para tu próxima experiencia viajera.