La Ruta del Cister, que se desarrolla en las comarcas de Conca de Barberá, Urgell y del Alt Camp, recibe su nombre por los monasterios cistercienses repartidos por la zona, monasterios que conforman un patrimonio artístico e histórico de gran valor y que merece ser conocido.

Ruta de monasterios de LleidaPero los monasterios no son las únicas joyas que nos encontraremos en la Ruta del Cister, los pueblos, artesanía, gastronomía, paisajes y tradiciones con las que nos toparemos en nuestro viaje tampoco tienen desperdicio. Hasta muchas de las casas rurales y paradores de Alt Camp, Conca de Barberá y Urgell son hermosas construcciones con todo el encanto rural de Cataluña. La Ruta del Císter se halla definida por tres grandes monasterios: el Monasterio de Santes Creus, el Monasterio de Vallbona de les Monges y el Monasterio de Poblet. Esta riqueza cultural de este  privilegiado rincón de la provincia de Tarragona hacen de la Ruta del Cister una de las opciones más atractivas para realizar turismo cultural de escapada en Cataluña. Los monasterios, todos pertenecientes al siglo XII y levantados por orden de los reyes de la Corona de Aragón, destacan por su singularidad, buen estado de conservación y por encontrarse rodeados de parajes de gran belleza. El primero de ellos, el Monasterio de Poblet en la Conca de Barberá, destaca por ser el monasterio cisterciense de mayor envergadura de Europa, declarado además Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. En el entorno se pueden realizar una gran variedad de deportes y actividades al aire libre: rutas de senderismo, a pie, a caballo o en bicicleta, escalada, observación  de aves… La principal atracción turística de los paisajes que rodean a estos monasterios es la Roca Cogulla, el pico más alto de la zona con casi mil metros de altura y desde el cual podremos apreciar unas vistas perfectas de todo el territorio. En definitiva, una ruta diferente que indaga en el carácter místico de Cataluña, una ruta con mucha magia e ideal para una escapada económica de fin de semana.

Si viajamos en coche lo mejor es realizar la ruta desde Poblet, por la Autopista AP-2, tomando la salida Montblanc y finalmente la CN- 240. En cuanto al alojamiento, la zona posee un amplio abanico de casas rurales, hoteles y económicos albergues y campings.