catedral-de-leon

En una escapada a León encontramos una pequeña gran ciudad llena de rincones fascinantes, y la Semana Santa es una época ideal para conocerlos. La Semana Santa de León, declarada Fiesta de Interés Turístico Internacional, contempla por igual arte y devoción, un acontecimiento hecho para sentir.

A lo largo de diez días, desde la emocionante salida en la tarde del Viernes de Dolores de la antigua imagen de la Virgen del Camino, como la del Mercado, y hasta la suelta de palomas en la mañana del Domingo de Resurrección, en la plaza de la Catedral, un total de dieciséis cofradías y hermandades organizan treinta procesiones, pregones, conciertos.. un sinfín de eventos que no nos podemos perder por su gran espectacularidad. Pero dentro de las procesiones destacan sin lugar a dudas La Ronda, que se realiza el Jueves Santo,  y La Procesión de los Pasos, que se lleva a cabo por la mañana del Viernes Santo. También destaca  la procesión de El Santo Cristo de las Injurias, que convierte a la ciudad en el escenario de la representación de los antiguos actos de la Pasión. Pero además de todas estas manifestaciones religiosas con siglos de antigüedad, también habrá tiempo para disfrutar de las gastronomía más típica, la gran vida nocturna leonesa, y de sus calles céntricas con rincones y monumentos tan emblemáticos como la Catedral de León, el Palacio de los Guzmanes, las Murallas Romanas o el majestuoso Palacio Conde de Luna.

En cuanto al acceso a la ciudad, desde Madrid, es muy sencillos, por la Nacional VI (A-6), hasta Benavente, donde se coge la (A-66) hasta León tardando unas tres horas aproximadamente. Por otra parte, León cuenta con un amplio abanico de alojamientos para todos los gustos y bolsillos, siendo el modo online la forma más fácil y directa de conseguir una reserva de habitación barata.