Una de las maravillas de Tenerife es sin duda el famoso volcán Teide, que alcanza la friolera altura de 3.718 metros, siendo el pico más alto del territorio español. Y sin duda, si te vas de escapada o de vacaciones a Tenerife, tienes que visitar el impresionante volcán y el genuino Parque Nacional del Teide.

Una de las experiencias más fascinantes que puedes vivir en Tenerife es subir al Teide, impactante por su cráter y por las vistas que te ofrecen los miradores y puntos de interés turístico del volcán.

subir-al-teide-pico.jpg

Para los que no se ven preparados físicamente para subir a pie, disponen de un teleférico, que podremos utilizar cualquier día excepto los que el tiempo no lo permita por seguridad. Éste nos lleva hasta los 3.555 metros de altura, donde tendremos que continuar a pie unos 200 metros para alcanzar la cima. La zona de llegada del teleférico es denominada La Rambleta, y de ahí al pico encontramos el acceso restringido del Telesforo Bravo, para el que debemos llevar el permiso previamente solicitado.

Pero la experiencia más interesante es sin duda subir a pie. En un recorrido de unas 6 horas por el sendero que va desde la Montaña Blanca, vamos encontrando lugares insólitos, paisajes que impresionan hasta a la aves, y lugares perfectos para descansar un rato y disfrutar del momento, aunque no podemos demorarnos demasiado si queremos llegar a la cima. Además, este camino va paralelo a la carretera, por lo que para emergencias es de fácil acceso.

Desde la Rambleta también podemos visitar los fabulosos miradores de La Fortaleza y de Pico Viejo, desde donde podremos disfrutar de impactantes vistas de Tenerife y de las demás islas de las Canarias.

Relacionado  Bilbao: Guggenheim y pintxos para el fin de semana

Puedes tramitar el permiso en la Oficina del Parque Nacional del Teide en Santa Cruz de Tenerife, o reservar alojamiento en el Refugio de Altavista, con el que consigues automáticamente el permiso simplemente con el ticket de haberte alojado allí.