durango-vizcaya

La localidad vizcaína de Durango da la bienvenida a miles de turistas cada año, un lugar de ensueño donde además de disfrutar de sus paisajes y patrimonio cultural podremos saborear la gastronomía vasca más tradicional y vivir experiencias inolvidables junto a nuestra familia o amigos. La forma más cómoda y económica para viajar a Durango es coger un vuelo barato a Bilbao y proseguir nuestro viaje en autobús, ya que la localidad se halla a menos de treinta kilómetros de la capital  de Vizcaya. En cuanto al alojamiento, Durango cuenta con hostales, casas rurales y varios hoteles de distintas categorías donde podremos dormir por muy buen precio.

Situada a menos de treinta kilómetros de la ciudad de Bilbao, Durango se presenta como uno de los destinos rurales más atractivos del norte peninsular para preparar nuestra próxima escapada de fin de semana ya sea en familia, con nuestros amigos o junto a nuestra pareja. La agenda cultural y de ocio de Durango es muy variada, destacando el espacio cultural de San Agustín Kultur Gunea, lugar donde podremos disfrutar de una variada lista de espectáculos de danza y teatro entre otros. Otro de los espacios culturales más interesantes de Durango es su Museo de Arte e Historia, que se halla en el majestuoso Palacio de Etxezarreta, que data del siglo XVIII.

En cuanto al patrimonio monumental de la ciudad, hay que destacar el Ídolo de Mikeldi, la Cruz de Kurutziaga, del siglo XV y de estilo gótico, la Iglesia de San Pedro de Tabira, una de las edificaciones religiosas más antiguas de todo el País Vasco, y la Iglesia de Santa María de Uribarri. Pero son los palacios y las casas nobiliarias las manifestaciones que muestran el gran esplendor de Durango, como son los casos del Palacio de los Zaldaba, el Palacio de Etxezarreta, y el Palacio de Garai, en el céntrico Barrio de Kurutziaga. Otros rincones interesantes que merecen una visita son la Torre de Lariz, el Arco de Santa Ana, el Museo de Culturas Populares, el Museo de Arte Contemporáneo de Ángel Zarraga y el interesante Museo del Niño. Además, hay playas a escasos kilómetros del pueblo done poder pasar un estupendo día de baños y sol, al mismo tiempo que disfrutaremos de un entorno natural exuberante y de gran belleza en nuestras vacaciones de fin de semana por Euskadi.