Las playas y calas de la costa de Cádiz son conocidas por su gran calidad, servicios y encanto, a nivel internacional. Además del sol, el agua y la arena, estas playas ofrecen mucho más para una escapada a la costa, monumentos singulares, atractivas áreas de ocio, la posibilidad de practicar numerosos deportes acuáticos, así como presenciar paisajes de ensueño.

En el conocido municipio de San Fernando, podemos elegir entre un amplio abanico de playas urbanas, semirubanas, nudistas, vírgenes y rústicas. Una de sus playas más populares es la Playa de Camposoto, una de las más largas de la provincia con sus nueve kilómetros de longitud. La playa posee el distintivo de calidad de Bandera Azul y destacan la calidad de sus servicios y sus numerosos chiringuitos, ideales para refrescarse o tomar alguna tapa típica. La playa de El Castillo, también en San Fernando, se presenta como otra buena opción. Con más de dos kilómetros de largo, destaca sobre todo por la belleza de su paisaje de dunas, desde el cual podemos contemplar atardeceres inolvidables. En el municipio de Barbate también hay calas y playas muy atractivas, lugares que harán las delicias de los amantes del turismo de sol y playa. La Playa de Zahora es una de las más conocidas. Se trata de una playa de unos tres kilómetros de longitud, rústica y en muy buen estado de conservación. Además, en su entorno podremos realizar visitas tan interesantes como la del faro de Trafalgar, uno de los más altos de todo el litoral español. Otra playa a destacar del municipio es la Playa Hierbabuena, donde se respira un ambiente familiar e ideal para visitar con niños, aunque también cuenta con una pequeña zona nudista. Por último, y en Conil de la Frontera, se halla la Playa de Castilnovo, de casi tres kilómetros y muy ancha, una playa donde encontrar sitio para colocar la toalla y la sombrilla no supone ningún problema.

Todos estos municipios poseen una gran oferta de alojamientos, para todos los gustos y bolsillos. La forma más económica para dormir en la zona es en un camping, hay muchos y sus tarifas son muy económicas, aunque también dispone de hoteles, casas rurales, alquiler de apartamentos y hostales juveniles.