archipielago-de-cabrera

Una de las maravillas de las Islas Baleares y de Palma de Mallorca, más concretamente, es el fabuloso Parque Nacional del Archipiélago de Cabrera.

Este archipiélago, declarado Parque Nacional Marítimo Terrestre en 1991, contiene varias islas con un tesoro natural tanto terrestre como marino que atrae cada año a un turismo muy selecto, ya que es uno de los lugares más vírgenes y exóticos de todo el archipiélago balear y del territorio español.

Su gran valor natural y ecológico erradica de su casi total aislamiento a lo largo de la historia, ya que esto ha permitido que llegue hasta la actualidad con un territorio inalterado y con una fauna y flora que no ha sufrido directamente la influencia humana, excepto en que desde que se declaró Parque Nacional ha sido protegido como una de las joyas de la ecología y la naturaleza de España.

El litoral del Archipiélago de Cabrera es considerado un de los más respetados y mejor conservados de las costas españolas y de todo el Mediterráneo, por lo que puedes imaginar la belleza y plenitud de sus playas y parajes costeros. A lo largo de este maravilloso litoral encontramos zonas catalogadas como ZEPA, Zona de Especial Protección para las Aves, ya que el valor ecológico de las importantes colonias que han formado las aves marinas en su litoral es incalculable. Y por supuesto, sus fondos marinos son uno de los atractivos más insólitos de las islas de Cabrera, verificado por los amantes del submarinismo que han disfrutado de las maravillas de una costa virgen como muy pcas en el Mediterráneo.

Relacionado  Carcabuey: Naturaleza, patrimonio y cultura en un mismo destino

Sin duda, si te vas de vacaciones  de viaje a las Islas Baleares, no te puedes perder una escapada al archipiélago de Cabrera, que podrás visitar simplemente embarcándote en las golondrinas y disfrutando de un agradable paseo en estos barquitos románticos de Sant Jordi o de Porto Petro hasta la isla de Cabrera.